lunes, 2 de junio de 2008

CELIAQUÍA E INTOLERANCIA A LA LACTOSA

La Lactosa es el azúcar de la leche. Para que nuestro organismo pueda digerir bien la lactosa es necesario que ésta se desdoble en sus dos componentes: glucosa y galactosa.

En el intestino delgado, concretamente en las vellosidades intestinales, se produce una enzima llamada lactasa cuya función es desdoblar la lactosa para su mejor digestión. La intolerancia se produce cuando hay una insuficiencia de esta enzima, al no producirse el desdoblamiento necesario, la lactosa pasa al intestino grueso desencadenando toda clase de síntomas: naúseas, dolor e hinchazón abdominal, flatulencia, diarrea...entre otros, hay personas que son más tolerantes a la lactosa que otras y se puede dar tanto en niños como en adultos existiendo un alto porcentaje de población con déficit de lactasa.

La intolerancia puede ser de orígen genético habiendo una pérdida progresiva de lactasa a lo largo de la vida o presentarse una intolerancia transitoria recuperable cuando la producción de la enzima lactasa es más baja o nula si exite un daño intestinal causado por una grastroenterítis, infecciones víricas y otras enfermedades que afecten al intestino delgado como la celiaquía, debido a la atrofia vellositaria.



Cuando un celíaco es diagnosticado puede presentar este tipo de intolerancia, sobre todo si observa que apesar de llevar una dieta estricta sin gluten (DSG) persisten los síntomas, debiendo retirar los lácteos de ella o sustituyéndolos por aquellos que estén libres de lactosa, generalmente sólo la leche pudiéndose extender a otros derivados lácteos dependiendo del grado de intolerancia. Normalmente el digestivo aconseja retirarlos durante los tres primeros meses, pasado este tiempo procede a su reintroducción, pudiendo observarse la aceptación de los mismos y dándose la posibilidad que debiera seguir con DSG y sin lactosa para siempre.
El hecho de encontrar productos correctamente etiquetados como sin gluten ya resulta difícil aunque más aún si además deben ser sin lactosa, salvo en marcas específicas para celíacos.
Una ayuda en este sentido facilitada por la Asociación de Celíacos de Cataluña(SMAP) es el incluir en su libro de alimentos permitidos un asterisco identificativo de aquellos que también están exentos de lactosa y que sería fantástico si se realizara también por parte FACE, en este sentido me gustaría animaros a sugerirlo, sin duda mejoraría la calidad de vida de muchas personas.
Para más información podéis visitar: Asociación de intolerantes a la lactosa (ADILAC)
Otras webs: ACM MedinePlus
Foto vellosidades obtenida de: Down21

7 comentarios:

sonia dijo...

Querida Luna, como siempre un placer leerte.
Magnifica idea (!)

un beso

Ágata dijo...

Muchísimas gracias por todo Sonia. Un abrazo

Caminarsingluten dijo...

Muchas gracias por esta estupenda información, ya que como dices nuestro digestivo no admite muchas veces la lactosa bien para siempre o por temporadas.

También es cierto que es preciso que se entiqueten bien los productos para intolerantes a al gluten, intolerantes a la lactosa, intolerantes al gluten-lactosa, así como para diabéticos, alergicos al huevo, pescado...

Pero sí, nos parece buena idea el pedir a FACE que intente solicitar tambien la información a los fabricantes sobre la existencia de gluten y lactosa en sus productos, aunque lo que más nos gustaría es que fueran la autoridades con una buena Ley de etiquetado y un control por parte de la Administración la que exija y controle esto.

Besotes,

Ana y Víctor.

Ágata dijo...

Hola Caminar estoy de acuerdo con vosotros, eso sería lo suyo, aunque desgraciadamente luego las cosas se incumplen, espero y deseo que llegue el día en que no necesitemos el libro porque todo esté correctamente como es debido para todos.
Lo que es ahora mismo, parece ser que Face estudia y contemplará pronto lo de la Lactosa. Saludos

jucaralva dijo...

La base de toda esta problemática, como bien comentais, es el etiquetado. El problema es que se den por aludidos quienes tienen que legislar, pero , por desgracia, siempre son los que menos se enteran...y sus asesores deberían ser los más interesados en arreglar el tema, suponiendo que sepan como están las cosas.

Alberto dijo...

Yo tengo intolerancia a la lactosa y al gluten. Era muy dificil detectarlo porque se trataba de dos problemas a la vez (no bastaba con suprimir uno de los dos). Se puede decir que mi vida cambió desde entonces y que no es difícil vivir sin estos alimentos una vez te acostumbras. Pero hay que tener en cuenta que hay varios tipos de intolerancia a la lactosa http://nutricionyalimentos.com/intolerancia-a-la-lactosa-tipos-y-diagnostico/

Anónimo dijo...

gracias por la informacion soy ecuatoriano y aca lamentablemente nadie se preocupa por esta enfermedad.